Ideas de Regalos para el Día de la Madre 2017

Queda exactamente un mes para el día de la madre y ya están todas las grandes superficies preparando las campañas publicitarias y arrancando motores llenando de anuncios todos los medios de comunicación: Internet, Televisión, Periódicos y Revistas, Radio, etc. Lo malo es que no son muy originales, siempre es lo mismo: que si perfume, que si relojes, que si ropa… nada especial.

Yo soy de las que opina que si quieres regalar algo debes hacerlo con el corazón y personalizándolo un poco. Obviamente no hablo de ese regalo que haces por compromiso en Navidad o en el cumpleaños de tu cuñado, hablo de los regalos que verdaderamente quieres hacer y deseas que sean lo más especiales posibles, y yo ya tengo pensado el regalo perfecto para mi madre este año.

Mis Opciones

Para empezar quiero regalarle algo para ella, nada de regalar algo para la casa ni para disfrutar en familia, tiene que ser único e intransferible, así que he estado pensado en cosas que haya estado ella nombrando últimamente como, por ejemplo, su pelo. Está obsesionada con que se está quedando calva, cosa que no es verdad, pero le ha dado esa manía y últimamente no para de mirarse en cuero cabelludo en el espejo por si encuentra calvas. Estuve mirando tratamientos en Internet pero son carísimos y, además, creo que no los necesita, así que opté por buscarle algún producto profesional para el cuidado del cabello que reforzara sus raíces o algo así. Tengo ya varios productos de Pelumarket señalados para comprarlos y hacerle una especie de cesta, como las que se regalan llenas de perfumes, jabones y sales de baño pero con productos para el cuidado del pelo.

Ahora bien, ese regalo, aunque probablemente le guste mucho porque es lo que quiere, me parece un poco impersonal, así que también he buscado algo en lo que pudiera dejar mi huella. Creo que voy a optar por una de estas pulseras personalizadas para madres, pero no las del mensaje de “Te Quiero Mamá” que está muy visto, he pensado más en las que tienen la palabra mamá en plata y nada más. Igual mandó grabar mi nombre por detrás o algo así, pero no es lo que más me preocupa, me da un poco igual, lo que sí quiero es que sea una pulsera especial.

Otras opciones que he barajado son hacerle un álbum con fotografías de ella con mi hermano y conmigo, tazas personalizadas e incluso regalarle una experiencia de esas que ahora están tan de moda, pero el problema es que mi madre no va sola sin mi padre a ningún sitio y si le regalo una experiencia de spa para dos el precio se eleva considerablemente, sobre todo si además quiero regalarle los productos para el cabello.

Cuando eres más pequeña piensas en cualquier cosa que puedas hacer tú misma y quedas divinamente, cualquier manualidad es válida ¿verdad? Pero ahora ya no tiene gracia que con 30 años le regale un dibujo, una pulserita hecha de macarrones o un adorno nuevo para la casa hecho a base de arcilla o papel maché… Siempre tienes la opción de decir eso de que “los días señalados tipo San Valentín o el Día del Padre y/o Madre no son más que un invento de los comerciantes para sacar dinero”, pero entonces caes en el peligro de parecer una tacaña y, aunque a estas alturas me da un poco igual lo que piense la gente en general, preferiría quedar bien con mi madre particularmente.

A veces la mejor opción es regalarle algo de ropa o un perfume, pero son cosas tan socorridas y tan poco originales que prefiero huir de los tópicos y optar por algo diferente. ¿Y vosotros, me dais nuevas ideas?