Las buenas tapas para inodoros son tendencia

Quizá resulte extraño poner en relación dos elementos que a priori nada tienen que ver como la moda y una taza de wáter. No obstante, y como viene siendo habitual en los últimos tiempos, la moda lo invade absolutamente todo. Hablar de ella no es hacerlo solamente de ropa o de complementos de vestir. No, la moda es mucho más que todo eso.

El sector dedicado a la fabricación de tapas de wáter ha pasado por varias etapas en los últimos años y también tiene sus propias tendencias. En su caso, dicha tendencia consiste en apostar por la calidad, por unas tapas que de verdad satisfagan las necesidades del cliente y que le permitan sentirse tranquilo en este sentido, consciente de que no va a sufrir la rotura de ninguna de las tapas de compre.

En mi caso particular, he sufrido más de una sorpresa en este sentido desde que me independizara allá por el año 2011. La primera ocurrió en 2013, cuando la tapa del wáter  del piso en el que vivía alquilado cayó al suelo de un modo inexplicable e inesperado. La segunda tuvo lugar dos años después de un modo similar y ya en la casa con la que acababa de hacerme en propiedad. Aquello no podía ser. Dos tapas de wáter en dos años. ¿Acaso era una broma?

No, no lo era. Y aquella, además, estaba siendo una broma cara, puesto que poner una tapa nueva no solo era un gasto inesperado sino que además era un gasto no demasiado pequeño. Aquello no podía continuar así y para ponerle un remedio a la situación necesitaba apostar por comprarle el producto a una empresa que tuviera una experiencia contrastada y que ofreciera calidad.

Para conocer una empresa así pensé que lo mejor sería preguntar. Decidí comenzar por Daniel, un antiguo compañero de trabajo que se había casado un año antes y que se había mudado a una urbanización situada a las afueras de la ciudad. Él me comentó que para el caso que tenía que ver con las tapas de wáter ellos confiaban en los servicios de una página web llamada www.tapadelwater.com. De momento, y por lo que me contaba, no habían tenido problema alguno. Ni él ni sus vecinos, que también confiaban en una entidad así.

Con esta clase de argumentos sobre la mesa, decidí dar una oportunidad a aquella empresa. Creía firmemente en todas las ventajas que me podía proporcionar y por tanto me puse en contacto con sus profesionales para obtener información acerca del precio del producto y de la instalación de las tapas para el inodoro.

La época de las roturas, dejada de lado

Tanto el precio como el tiempo en el que www.tapadelwater.com iba a atendernos eran reducidos, lo que a nosotros nos facilitaba la vida una auténtica barbaridad. Y así fue, porque no pasaron más de dos días desde que se produjo la última rotura hasta que un experto acudió a mi casa para incorporar una nueva tapa. Era estupendo.

La verdad es que acudir hasta una entidad como aquella fue la mejor noticia en mucho tiempo para nosotros. Por fin tuvimos a nuestra disposición una tapa mucho más fiable de las que habíamos dispuesto anteriormente y podíamos respirar algo más tranquilos. Desde su instalación no hemos vuelto a tener ningún problema y creo que no lo tendremos. Estamos bastante seguros de ello.

Retomando la idea con la que comenzaba el artículo, puede seguir pareciendo rara la conexión entre moda y tapas para inodoro, pero a día de hoy todo lo que nos facilita la vida debe ser una tendencia si sabemos aprovechar especialmente un arma como la que nos proporciona Internet, que es el acceso a una información gratuita y la viralización de esa información.