Las gafas de sol, un accesorio de moda y un buen regalo

Si tienes que realizar un regalo a tu madre, tu amiga, tu hermano o tu novio y te estás preguntando qué le vas a comprar, una excelente opción son unas gafas de sol, pues además de ser actualmente un accesorio muy de moda y tremendamente utilizado en nuestro día a día son también una gran inversión para nuestra salud ocular. Y si estás perezoso y no deseas ni salir de casa, en la tienda online Medical Optical podrás encontrar todo tipo de gafas de sol de dior y otras marcas, así como graduadas con las mejores marcas y lentes de contacto, líquidos de mantenimiento para la limpieza y conservación de las mismas, etc. . Su departamento de atención al cliente está disponible para asesorarte en cualquier duda que se pueda plantear y siempre con un plazo máximo de entrega de 48 horas.

Pues bien, unas gafas de sol deben proteger nuestros ojos de la radiación solar, por ello el filtro solar es esencial. Los rayos ultravioletas son invisibles para el ojo humano y muy peligrosos, en especial los rayos UVA, que pueden atravesar la córnea y el cristalino hasta llegar a la retina y dañarla. Y no solamente en verano, sino también en invierno, en ocasiones como cuando vamos a la nieve a esquiar.

En el mercado disponemos de multitud de gafas de sol con modelos, diseños, tamaños y formas totalmente diferentes, pudiendo adaptarlas a los gustos y modas del momento, así como a la forma que más favorezca a nuestro rostro. Del mismo modo también podremos escoger el color de los cristales según las características de nuestra visión y la actividad que vayamos a realizar con ellas, pero es muy importante saber qué compramos, ya que en el fondo, como decíamos, además de moda son también una protección por salud ocular.

¿Cuáles son los aspectos a tener en cuenta al comprar unas gafas de sol?

  • Deberá tener un buen filtro de protección frente a la radiación UV del 100% y estar homologadas por la UE.
  • El filtro solar indica la cantidad de absorción lumínica, debe adaptarse a las condiciones de luminosidad y actividad que se vaya a realizar, por lo que existen cinco tipos de filtros solares, que son 0, 1, 2, 3 y 4, según el menor o mayor grado de absorción de la luz, siendo los más comunes el 2 y el 3.
  • Las lentes polarizadas además de eliminar el exceso de luz, evitan los reflejos molestos que nos llegan del agua, de la nieve, del asfalto, etc., evitando los deslumbramientos, por lo que están especialmente indicadas para deportes como los acuáticos, de nieve, conducir, pescar, etc. Reducen la fatiga ocular y son recomendables para personas con alta sensibilidad a la luz y para los niños, se pueden graduar.
  • El color de los cristales también es importante pues no deben alterar ni variar la percepción de colores por el usuario, los colores que más respetan la visión son los marrones, grises y verdes. Los colores amarillos y naranjas son aconsejables para la conducción nocturna y los verdes para la navegación y la práctica del esquí pues reducen la luminosidad. Los miopes y personas con astigmatismo suelen estar más cómodos con los cristales marrones en días soleados y las personas que padecen hipermetropía suelen preferir los cristales verdes.
  • Los filtros fotocromáticos se adaptan a la intensidad de luz oscureciéndose o aclarándose según la luz que reciban en cada momento, de tal modo que de noche son claras o transparentes y con la luz solar se oscurecen dependiendo de la intensidad de la misma. Son aconsejables para personas de ojos claros, normalmente más sensibles a la luz y para la práctica deportiva.

Especialmente importante es la utilización de las gafas de sol en personas operadas de cataratas, en las que su función es proteger el interior del ojo, función que realizaba el cristalino extraído durante la operación.

Ya sabemos que la salud de nuestros ojos es primordial, no podemos jugárnosla comprando unas gafas de sol de mala calidad, sin protección solar, en un mercadillo o en el top manta, pues la utilización de éstas para nuestros ojos sería mucho peor que no usarlas, con lo que su única función podría ser su uso como diadema sobre nuestro pelo, pero nunca sobre nuestros ojos.