Grandes libros para este verano

Este año me lo he montado muy bien para cogerme las vacaciones. Tengo un establecimiento hotelero en una zona de montaña y en la época estival es cuando menos reservas hay. Tan pocas que no merece la pena abrirlo. Pero después de la tralla de todo el año, normalmente aprovechamos estos dos meses, o mes y medio, para hacer una buena limpieza de arriba abajo. Pero esta temporada por fin nosotros tendremos también vacaciones y las podré dedicar a mi gran afición, la lectura. Y todo gracias a un cambio que hicimos durante al año al pasarnos a los productos de limpieza de Stocknet.

Se trata de una tienda de venta de todo tipo de productos de limpieza online, papel y maquinaria de limpieza creada para satisfacer las necesidades de cualquier persona ya sean particulares y/o empresas. Disponen de una amplia y económica gama de productos porque son fabricantes de productos de limpieza de primera calidad, y además envían a toda la península (incluido Portugal). La eficacia de estos productos ha conseguido que con el simple mantenimiento rutinario del hotel, y la ayuda de sus máquinas para limpieza, podamos conservarlo pulcro y desinfectado sin tener que hacer ahora un gran repaso, y a muy buen precio, ya que no tienen intermediarios en la venta. Algo que se agradece cuando te quieres guardar algo de dinero para ir a la playa. Y una cosa que me gusta mucho para un entorno natural como el nuestro, su gama de productos de limpieza ecológicos.

Pues gracias a esto este verano podré descansar y, como os decía, dedicarme a mi gran afición, la lectura. Ya he seleccionado una lista de los libros que me voy a llevar a la playa para esas horas en las que el calor aprieta y no se puede salir de casa, y la voy a compartir con vosotros.

El primero que he echado en la maleta es Cronografías. Arte y ficciones de un tiempo sin tiempo, un ensayo de la intelectual argentina Graciela Speranza. Esta crítica y guionista de cine reflexiona acerca de si el culto moderno a la velocidad consagró la técnica como adelantada de un promisorio porvenir y alumbró la primera vanguardia, el futurismo, el nuevo siglo parece habernos sumido en un desalentador presentismo, un presente embriagado de presente incapaz de anticipar el mañana. Para ella, la expansión del consumo, con sus ritmos cada vez más acelerados de producción y obsolescencia, y la revolución digital, con sus redes de conexión instantánea y su frenesí de demandas, han comprimido la experiencia en un tiempo devorador, un tiempo sin tiempo. Por ello, no sorprende que la escasez de tiempo esté en el centro de la colonización maquínica de la vida cotidiana en la era digital, y en las crecientes alertas de científicos y pensadores sobre los cataclismos ambientales que el hombre mismo ha desatado y que amenazan su supervivencia en el planeta.

Para reírme un poco, he cogido también Cómo hablar con un progre, de la politóloga guatemalteca Gloria Álvarez. Esta, en su primer libro en solitario, desmonta con humor y sencillez los mitos, argumentos e ideas preconcebidas de los nuevos progres, entendidos estos como un colectivo de extrema izquierda que, desde una posición de superioridad moral, dice defender los intereses de la clase trabajadora. Estas páginas recogen los comportamientos, mensajes y discursos de dicho colectivo partiendo de ejemplos reales de la actualidad política y económica, los desmota meticulosamente y expone con sentido común las trampas de la manipulación ideológica y los discursos basados tan solo en buenas intenciones, sentimentalismos y falta de autocrítica.  Álvarez analiza también sus creencias, su vocabulario, su apoyo a todo tipo de movimientos sociales (ecologismo, feminismo, pacifismo…), su crítica  al sistema capitalista y su atribución de culpas al enemigo, identificado éste como la ideología liberal o, en su terminología, todo lo que huela, sea o parezca neoliberal, incluso cuando dichas ideas ayuden a reducir la pobreza e incrementen el bienestar de toda la sociedad.

Libros de deportes

Viviendo en el campo, pues tenían que gustarme los deportes, así que me llevo también algunos libros sobre mis disciplinas favoritas, entre las que destaca el trail running, un deporte que está de moda. La corredora, triatleta, aventurera y periodista Lisa Jhung ha escrito una divertida guía: Trail run. Se trata de un libro imprescindible para todos los que desean practicar este deporte. Jhung ha creado un práctico libro ilustrado que informa acerca de cómo encontrar buenos senderos y cuáles son las mejores zapatillas y los equipos para sentirse cómodo frente a la naturaleza y al tiempo.

Los 12 capítulos de esta obra se dividen en seis categorías que analizan el trail running desde ángulos distintos. No es mala idea leer cada página un par de veces, comentarlas con otros compañeros de salidas y disfrutar de las ilustraciones. Pero no hace falta el orden, de principio a fin. Saltar de un capítulo a otro también está bien, aquí el orden estricto no es tan importante.

En este libro el lector encontrará los beneficios del trail running, más sobre lo básico (como buenas rutas, elegir el mejor equipo, prepararse para el clima y proveerse de la comida y la bebida apropiadas), la seguridad (solucionar lesiones, primeros auxilios y encuentros con fauna salvaje), educación (cómo conservar los caminos, respetar las normas de circulación, responder a la llamada de la naturaleza), compañía (los beneficios de correr solo, con amigos o con mascotas), y cómo prepararse para competir en carreras.

También he cogido Ciclopedia, de Robert Dineen, una guía ilustrada sobre ciclismo que verá la luz el 20 de junio. El campeón más alto o más bajo, el corredor del Tour de Francia más joven o más veterano y el más del pelotón, cualquier duda se puede consultar en este manual que además nos acerca las historias más curiosas de ciclismo, como las rivalidades más legendarias, los eternos segundones, las estrellas más polémicas y los escándalos en los que se han visto envueltas. Sin olvidarnos de las pelas y los percances en mitad de una carrera. En estas páginas el lector también encontrará el lado más excéntrico del deporte, desde trajes ostentosos hasta supersticiones curiosas o los bigotes más cuidados.

El libro cuenta con una colección magnífica de infografías de lo más entretenidas que recogen todo lo que se necesita saber sobre el ciclismo profesional, desde descripciones detalladas de los mayores mitos de este deporte hasta estadísticas de las grandes vueltas y compendios de las plusmarcas que han pasado a la historia. Son gráficas que van desde finales del siglo XIX hasta nuestros días, y de las que disfrutarán los aficionados.