Los hombres divorciados compran on line

No soy muy amante de las estadísticas, sobre todo de esas que hacen medias, porque ya se sabe que el sueldo medio de cada español está en 18.000 euros al año. ¿Quién se está quedando con lo mío? Pero en este caso sí que creo a esos números que aseguran que los divorciados hacemos la compra on line, es decir por Internet. Creo que pertenecemos a esa generación que ya no tiene miedo a dar nuestro número de tarjeta de crédito o a hacer pedidos por pay pal. En mi caso, la compra on line es una bendición.

Soy periodista, tengo horario partido. Es decir, suelo entrar sobre las 10 a la redacción, pero dependiendo de la actualidad, quizás no salga hasta las 11. A esas horas ya no hay supermercados ni nada abierto. Así que cuando conocí la venta on line, fui el hombre más feliz del mundo. Bien es cierto que yo había hecho mis primeras compras para ropa o para entradas, pero nunca me había atrevido con una compra de supermercado. Mucha gente dice que prefiere ir al mismo súper y comprarlo, yo en mi caso es que es imposible.

De esta manera cuando conocí este supermercado online barato, Tu Club de Compras, decidí que ya no tenía que volver a pisar por un súper en mi vida. Por cierto lo agradezco. A mí eso de encontrarme gente que te pregunte por tu vida íntima lo llevo fatal. Incluso cuando puedo me voy a comprar a otro barrio. Y es que los divorcios, por cierto cada vez más en esta sociedad, son carne fresca para las hambrientas cotillas.

Como os comento me encanta comprar en este supermercado. Por supuesto la página más visitada es la de Alimentación. En esta sección disponen de todo tipo de alimentación seca, podrá encontrar platos preparados, precocinados, aceites, vinagres, todo tipo de conservas, frutos secos, y toda la alimentación en general que no necesita frío para su conservación. Vamos lo que viene a ser un seguro de vida para los divorciados que nos pasamos el día fuera de casa.

Las copas en casa

Muy recomendable también es la página de Bebidas. Estoy en esa fase de la vida, 45 años, que lo de la noche ya no va conmigo. En mi época ya salí más que el camión de la basura, así que ahora es el momento de vivir el día. Eso sí, el precio de las copas y de algunos restaurantes es prohibitivo, así que me dedicó a organizar comidas con los amigos del pueblo durante los domingos. Una gozada para recordar batallitas. Pues bien, es tradición después de la comida (que por supuesto cada día tiene que preparar uno), tomarnos unos gin tonics. Y ahí es donde aparece mi compra on line.

Puedes encontrar de todo los modelos. Yo la última que tomo es una con toques afrutados que está buenísima. Pero entra en la web porque te vas a quedar flipando de la cantidad que tienen, y sobre todo, de la relación calidad precio.

Así pues, ahora puedes entender porque  me gusta esto de comprar on line. Es tan fácil como registrarse, hacer la lista con el ratón y estar en ese momento en casa para que te lleven tu pedido con la garantía de los mejores productos.