Los usos más desconocidos de la sal

Los usos más desconocidos de la sal

Siempre he pensado que los remedios naturales tienen algo de razón, ya que si se han hecho famosos es porque tienen que haber dado buenos resultados. Esto claro está, siendo coherente y tomando distancia de algunos métodos que no sirven más que para charlas de metro o ascensor cuando alguien está malo.

La realidad es que es muy interesante ver cómo utilizamos métodos naturales para conseguir diferentes efectos, ya sea en la salud o en cualquier otro campo, sin utilizar productos químicos o artificiales, que lo único que hacen es contaminar el medio ambiente y perjudicar a nuestra salud con resultados cuestionables.

Un ejemplo clásico es lo que hacemos cuando vemos un mosquito volar por la habitación. Hay mucha gente que se dirige al insecticida para fulminarlo con químicos contaminantes para las plantas. Esto es un error, ya que se pueden utilizar otros métodos menos intrusivos para conseguirlo.

Centrándonos en el tema de hoy, vamos a hablar de la sal, en concreto de cómo se utiliza la sal de manera poco común. Hoy vamos a ver cómo se utiliza la sal para mucho más que cocinar o ser utilizada en descalcificadores. Sin duda, uno de los descubrimientos más importantes que podemos hacer, es utilizar algo tan simple como la sal para resolver problemas que pueden ser importante.

Para mucho más que cocinar

En primer lugar, sirve para evitar hongos en la ducha. Todos los que tengamos cortina en la ducha hemos vivido la pesadilla de que se llene de hongos por la humedad. Para evitar esto no se necesita más que lavar una cortina nueva en agua salada y así olvidarse de los hongos para siempre.

En segundo lugar, se puede utilizar para devolver el brillo al cobre- Para poder limpiar los trastes del cobre, lo mejor es mezclar sal con harina y vinagre, o mezclarla con limón, y frotar la superficie de cobre. Puedes hacer una pequeña prueba antes y si te quedas satisfecho con el resultado procede a limpiar la pieza entera.

En tercer lugar, puedes conseguir velas sin goteo. Si eres de los que odian que las velas dejen un reguero de sal, con la sal puedes evitar tener que limpiar el rastro de cera dura que queda tras una cena romántica. Para ello solo necesitas una solución muy concentrada de agua y sal y sumergir la vela durante unas horas. A continuación, las secas bien y estarán listas para usar.

En cuarto lugar, increíblemente puede eliminar hormigas Si vives en una planta baja, y tu casa se convierte en el parque de atracciones de las hormigas todos los veranos, tienes una solución. Para que estas vacaciones no sufras otra plaga, solamente necesitas espolvorear sal por los lugares preferidos por estos insectos o rociar con una solución de 25% de sal en agua y las eliminas por completo.

Como vemos la sal tiene bastantes usos, y no todas las salas son iguales. De hecho, existen empresas como Humanes Guillén Eurosal que se dedican a la producción artesana de sal, y que se caracteriza por ofrecer una sal sin refinar de gran calidad ofreciendo un servicio puerta a puerta y a precio muy competitivo.

Deja un comentario