Prepárate para el verano

Las temperaturas están empezando a subir, y ya sea en ciudades cercanas a la costa, o en las grandes ciudades y pueblos del interior de España, la gente empieza a quitarse el abrigo cuando sale a la calle. Aunque nadie nos salva de que el tiempo traiga un frente friolero, las temperaturas tenderán a subir cada día más. Y es que estamos ya casi en primavera.

Que la primavera altera no es algo nuevo, pero no olvidemos que es el preludio del verano, y prepararnos con antelación al calor puede generar un gran ahorro en nuestros bolsillos, y hay varias razones para ello. En primer lugar, es que nos va a permitir hacer un desembolso más comedido, ya que en verano las empresas pueden subir los precios; en segundo lugar, no poner un toldo en nuestra terraza, ventana o balcón va a producir un deterioro del mobiliario, enseres, plantas y demás elementos que lo decoran. Protegiendo de antemano podremos ahorrar dinero para poder destinarlo a otros placeres.

Además, no hay que olvidar el principal factor por el que instalamos toldos, el calor. En pleno verano el sol puede estar justo enfrente de nuestra ventana, terraza y balcón, y produce mucho calor dentro de la vivienda si los rayos del sol no se paran. Por eso utilizamos los toldos, para reducir el exceso de luz que entra en nuestra casa con el fin de disminuir la temperatura.

Para la perfecta protección del sol de nuestra terraza hay que tener en cuenta factores como el espacio a cubrir, la posición del sol, la situación de la terraza y los posibles factores climáticos que puedan sacudir la terraza. También hay que tener algo en cuenta, y es que las personas que viven en bloques de apartamentos, normalmente, disponen del mismo tipo de toldos con el fin de mantener la estética.

Tipos de toldos

Si te planteas qué tipo de toldo quieres instalar en tu balcón o terraza, a continuación te mostramos algunos tipos para orientarte. El primer tipo de toldo que vamos a mencionar es el de punto recto, el sistema más tradicional y el que podemos ver en la mayoría de viviendas y locales. Consiste en un sistema de brazos frontales abatibles que permiten que el toldo se abra en ángulos variables para parar al sol.

Otro tipo de toldos comunes son los extensibles, que se caracterizan porque dispone de un sistema de brazos que se extienden en un ángulo fijo sobre el plano horizontal, parando por completo los rayos del sol y proporcionando una gran sombra. Una variante de los toldos extensibles son los verticales, que como su nombre indica, se extienden sobre un plano vertical para parar la luz solar.

Por último, mencionaremos el toldo plano y la capota. El toldo plano es muy recomendable para cubrir grandes terrazas o superficies, ya que se coloca en posición horizontal con una mínima pendiente, y queda anclado a unos postes verticales situados en varios puntos del perímetro a cubrir o en la pared. La capota es un sistema más recomendado para ventanas pequeñas, y la forma cuadrada de la misma impide que entre el sol, existen capotas fijas y móviles que se componen de secciones que se pliegan.

Pero realmente en muchas ocasiones se necesitan soluciones específicas para una superficie en concreto. Y para ello necesitamos la ayuda de profesionales con experiencia en el sector. Os puedo contar una experiencia personal para demostrar esta idea. Mi hermano se compró un chalet en el campo el año pasado, y tenía una gran terraza donde instaló un comedor, pero en verano era imposible comer por el calor.

Así que tuvimos que buscar a alguien que nos solucionara el problema. En nuestro caso confiamos en Toldos Clot, una empresa familiar con más de veinte cinco años de experiencia, y con taller propio que hace que sus precios sean muy competitivos, utilizando la máxima tecnología.

En conclusión, para poder mantener nuestros muebles, plantas y decoración del balcón sin gastar mucho dinero, y para hacer nuestra casa más fresca, es recomendable instalar un toldo. Pero muchas veces las características de la casa no permiten instalar sistemas normales y hay que acudir a expertos para que nos aconsejen.