Un automóvil inteligente

Muchas veces a la hora de comprarse un coche se termina fallando. Algunas veces por darse demasiada prisa, otras por solo hacer caso a nuestro lado emocional, al final lo terminamos pagando. En nuestro caso estuvo a punto de pasar, pero tuvimos la suerte que en nuestra búsqueda en la red de modelos, diésemos con pardoautomoción, donde vimos un anuncio de un Skoda Octavia Combi RS que nos encantó.

Una decisión acertada

Nuestra idea era comprarnos un Audi o BMW familiar que nos encantaban de segunda mano ya con unos kilómetros, creo recordar que 130.000 km el que menos. A veces es complicado renunciar a un buen coche de marca prestigiosa por adquirir una marca generalista como es Skoda, pero nos encantó el diseño y era un kilómetro cero a un precio realmente ventajoso.

Comprando un coche nuevo te evitas tener que estar con la ITV, revisiones, posibles riesgos de un maltrato del anterior propietario , etc.  En nuestra visita al concesionario, estuvimos hablando con unos grandes profesionales que nos asesoraron sobre que coche era realmente el que necesitábamos.

A veces tienes la tendencia a venirte arriba y en el concesionario vimos también un Skoda Superb que nos encantó, aunque luego siendo conscientes de las medidas de la plaza de garaje y de nuestras necesidades nos dimos cuenta que, con el Skoda Octavia teníamos más que de sobra para dar cumplida respuesta a nuestras necesidades del día a día.

En cuanto al equipamiento venía con todo el mejor en cuanto a seguridad y confort, algo que sumado a ese carácter que combina lo deportivo con ser un modelo familiar nos encantó. No debe renunciarse a la deportividad por pasar a ser una familia ¿no?

Una compra inteligente es la que no representa un porcentaje excesivo del sueldo a la hora de pagar el coche y que además da cumplida respuesta a nuestras necesidades y creo que esto ha sido lo que ha supuesto la compra del Skoda Octavia Combi para nuestra familia.

Ahora que han pasado unos mees de la adquisición creo que es cuando más valoramos haber comprado este coche que por el momento no está haciendo más que darnos muchas satisfacciones. Un automóvil que anda como un tiro y que tiene un maletero donde cabe realmente todo y más.

A pesar de ello, no criticamos a quienes buscan comprarse un Audi de 4 años por el precio de nuestro Skoda, es una alternativa y puede salirte bien, pero creo que lo más inteligente es optar por un coche nuevo que al final siempre es quitarte de algunos riesgos y tener que evitar el gasto que siempre supone el comprar un vehículo usado que nunca sabes en el estado que puede estar.

Nuestro país mira mucho el aparentar y en estos últimos años hemos visto como han aumentado las grandes marcas, pero a veces puedes comprarte un mejor vehículo o que se adapta a tus necesidades por menos dinero y sin tener que hipotecarte con él o acabar comprando un usado de muchísimos kilómetros.