El vestuario más chic para tus eventos de empresa

El vestuario más chic para tus eventos de empresa

¿No sabes que  ponerte para el próximo evento de trabajo? Pues tranquila que aquí vamos a darte algunas ideas que puede que te sirvan de inspiración.

En la empresa para la que trabajo, los eventos son habituales, y sobre todo por las noches, y al principio a mí también me costaba decidir el vestuario que llevaría, pues no sabía si sería apropiado, demasiado formal o demasiado informal. Algo cotidiano como el vestir, algunas veces, puede provocarnos verdaderos quebraderos, ¿me entendéis verdad?

Cada cierto tiempo, la agencia en la que trabajo, lanza un nuevo producto, y allí nos vamos todos al Coolroom, la sala de eventos más moderna de Madrid, un espacio versátil y amplio con excelente equipamiento. Las grandes dimensiones de esta sala, permiten organizar todo tipo de fiestas o presentaciones, y ofrece la posibilidad de decorarla en función del tipo de evento a celebrar. El catering, corre de la cuenta de la empresa organizadora, así como la música y los posibles espectáculos. La empresa La Frolita se encarga de todo, tanto del espacio para el evento, en este caso el Coolroom, y del catering.  Esta empresa cuenta con un servicio de catering para eventos de empresa a cualquier hora del día, ya sea por la mañana, por la tarde o por la noche, una comida un cocktail o la presentación de un producto, congreso, ferias, etc… Y dispone, además de una amplia carta de menús especiales para diferentes tipos de eventos de empresa que incluye desayunos, coffee breaks, recepciones, partys, coctail gold, de luxe o bebida y menaje. Todos los productos se presentan en bandejas desechables de un solo tipo de producto, los platos fríos listos para ir a la mesa y los calientes para calentar, bien en el microondas en la bandeja misma, o bien utilizando un horno caliente, pero apagado

La verdad es que es un espacio muy agradable y confortable, con unas dimensiones que lo hacen ideal para crear espacios diferentes, con música y ambientación también diferentes, juy de moda hoy.

Pero volviendo al principio, a veces la elección del conjunto ideal puede resultar más complicado de lo que parece. Vamos a ver algunas ideas.

Evento de empresa a la vista, ¿Qué me pongo?

Lo principal ante un acontecimiento de esta envergadura es organizar todo con tiempo, tanto el vestuario, como el calzado, los complementos o el peinado. Así que ve pidiendo cita en al pelu, en el centro de estética (si eres de l@s que todavía no usan láser y se arrancan el vello con cera caliente)y elige el conjunto adecuado en función del tipo de evento, ya que no llevarás el mismo estilo de ropa a una fiesta familiar que a un cocktail de empresa, o a una fiesta informal que a un evento formal.

Los eventos de trabajo, exigen un estilo profesional, pero combinados con complementos atractivos y elegantes como serían las joyas, los fulares o los sombreros.

No te disfraces, no se trata de eso, de lo contrario no disfrutarás del evento, no te sentirás a gusto, y esto será percibido por el resto. Recuerda que has de conservar siempre tu estilo, que es reflejo de tu personalidad, tu tarjeta de presentación, tu imagen de marca.

El negro es una opción muy socorrida, y muy elegante también con la que acertarás seguro. Pero también puedes atreverte con otros colores, el rojo, el azul, el verde o los colores tierra, colores enérgicos, potentes y actuales, deslumbrarás…

Prendas irregulares, satinados o transparencias, los pantalones pitillo con una camisa brillante, es lo último en moda femenina, no podrías estar más a la última.

Las joyas y otros accesorios hacen la diferencia entre un look elegante y un look espectacular, pero no te pases, en este sentido, menos siempre es más. Las joyas no son las protagonistas, sino tú, y tú eres quién ha de destacar, quien le otorgue el valor a tu atuendo y no al revés.

En cuanto al peinado, los recogidos siempre son una buena solución, pero eso sí, no les metas accesorios, ni lo lleves muy revuelto, ni demasiado peinado. Lo mismo con el maquillaje, que no parezcas una puerta, destacando únicamente tus puntos fuertes.

Y no olvides divertirte…