Concentraciones de coches clásicos

Concentraciones de coches clásicos

Algunos nos llaman frikis, otros nostálgicos, otros locos, y otros románticos. Sea como sea, los aficionados de los coches clásicos somos buena gente y sobre todo, nos gusta disfrutar sanamente de nuestra pasión. Por eso cada vez son más las concentraciones de coches clásicos que se hacen en España.

Sin ir más lejos, este mes de octubre se celebra la III Concentración de autos clásicos de Morata, una cita en la que podrán ser vistos algunos ejemplos de los míticos 600, los Renault 850, los Citroën C11 y los primeros Volkswagen, que devolverán a las calles de la localidad algunas décadas atrás. También habrá modelos de Porsche, que este año celebra el 70 aniversario de su marca, una colección de el Seat 1430 y un Citroën 2CV, el vehículo más antiguo de la muestra. Como novedad, la concentración contará en su tercera edición con vehículos militares, como Jeeps, ambulancias, Land Rover o un cañón de campaña, que escenificarán un campamento militar en el centro de la localidad.

Bembibre

No es la única. Durante las fiestas del Cristo de Bembibre se incluye en su programa una concentración de coches clásicos y motos organizado por el Motor Club Clásicos del Bierzo y el Motoclub de La Virgen de la Camino. En total suelen ser 150 participantes entre vehículos y motocicletas que se mantuvieron en el entorno de la plaza Santa Bárbara desde las 10 de la mañana para regresar a mediodía, después de una ruta turística por el Bierzo Alto, con parada en Igüeña.

Teruel

Y una de las que más me gusta se hace en Teruel. Se trata de la octava Concentración de Vehículos Clásicos de Teruel que reúne a 150 automóviles con más de 30 años de antigüedad. Los coches tienen como punto de concentración del estacionamiento contiguo a la estación de Renfe y, desde allí, hacen recorridos por toda la ciudad a partir de las 13.00. El automóvil más antiguo de los que pueden verse por las calles de Teruel fue un Renault de 1927. Los participantes proceden, sobre todo, de la provincia, de Aragón y de las comunidades limítrofes. La antigüedad de los coches participantes oscila entre los que fueron fabricados en los años veinte del siglo XX y los de los años ochenta. Sin duda, una gozada para los románticos como yo.

Si quieres estar a la última, echa un vistazo a este calendario, porque vas a comprobar que tienes muchas cerca de tu casa. Si es cierto que tanta proliferación está haciendo que en ocasiones la calidad baje, pero ya se sabe que estas cosas son así. Recuerdo que hace unos 20 años éramos muy pocos los que íbamos a estas cosas. Supongo que pasará como con la Fórmula 1 cuando llegó Fernando Alonso.

Desgraciadamente yo desde hace un año, por motivos laborales, vivo en Alemania, sin embargo, eso no me impide poder estar al menos en un par de ellas. Al principio pensé que sería imposible ya que no me gusta hacer tantos kilómetros con mi viejo Ford Mustang, pero cuando me enteré que la empresa Transportes Trans Thalia era especialista en el transporte de coches clásicos, no lo dudé.

Yo quería la máxima perfección ya que  hay que entender el valor no sólo económico sino sentimental que depositas en tu coche, por eso quiero una empresa que realice el transporte con el máximo cuidado y esmero. Y ellos lo hacen. El traslado se realiza de puerta a puerta con la garantía de que lo recibes tal y como lo dejaste. Para ello, completas un parte inicial donde se indica el estado del coche y, al llegar a destino, el chófer junto a la persona que lo recibe revisa de nuevo el vehículo para corroborar que tanto el interior como el exterior está intacto. Yo nunca he tenido ni un solo problema.

Como puedes comprobar, las concentraciones de coches clásicos están a la orden del día y somos muchos los que estamos deseando coger nuestro ‘juguetito’ y compartir experiencias con otros compañeros. Ahora bien, es una afición que no es fácil, porque mantener este tipo de vehículos suele suponer un coste bastante alto, pero es lo que tienen los hobbies.

Deja un comentario