El desafío de un hotel tecnológico

El desafío de un hotel tecnológico

Cuando nos propusimos entrar a reformar un edificio de Alicante para convertirlo en un moderno hotel no imaginábamos que iba a ser una aventura tan dura. Hay que luchar contra bastantes impedimentos, tanto económicos como de papeleo.

Además, tuvimos que contratar una empresa de reformas interiores y exteriores, donde recurrimos a traltur una empresa experimentada que se dedica a los trabajos verticales, los cuales son indispensables para que pudiésemos limpiar y dejar limpia la fachada del edificio.

Quizás te sonará algo raro lo de los “Trabajos Verticales”, voy a contarte un poco sobre ellos:

Los Trabajos Verticales son un grupo de técnicas para poder trabajar en altura o lugares de acceso complicado, los cuales se basan en el uso de cuerdas para el acceso, pudiendo posicionarse en cualquier punto o lugar para poder realizar el trabajo que se encomiende.

En el caso de esta empresa me contaron que su sistema estaba compuesto por dos cuerdas interdependientes entre sí por cada operario. Se compone de una cuerda principal (de trabajo) y una cuerda de seguridad (anticaídas).

Este tipo de sistema tiene una serie de aplicaciones sin límites, por lo que estos equipos de expertos en trabajos verticales suelen contar con cualificación para poder trabajar en muchos trabajos de reparación y rehabilitación de cubiertas y fachadas de edificios, trabajos de pintura, limpieza de varias superficies, emergencias, etc.

Los trabajos verticales desconocidos, pero necesarios

En nuestro caso les pedimos un trabajo de limpieza de la fachada, que tenía gran cantidad de contaminación, algo normal en un edificio que desde principios de los 70 había tenido solo dos limpiezas. Las semanas que duraron los trabajos merecieron la pena. Aunque no quisimos importunarles les hicimos muchas preguntas.

Es el tipo de trabajo que nunca estará lo suficientemente bien pagado, por el riesgo y por la gran preparación de este tipo de profesionales. Unos cracks en lo profesional y también en lo humano. Es de agradecer que no solo se limitarán a realizar su labor, también nos aconsejaron sobre cuidados que debían realizarse en la fachada y un calendario a medio plazo de limpiezas que debíamos seguir si queríamos seguir teniendo la fachada tan limpia como ahora.

Realmente es increíble el efecto que puede hacer una limpieza concienzuda, es como si todo hubiese cobrado vida, desde los cristales que abandonaron ese tono apagado propio del humo acumulado durante más de una década o el color de la propia fachada, que volvía a tener el color marfil y no ese tono grisáceo por acumulación de suciedad.

Luego nos quedaba un interior donde circulomuebles nos asesoró con todo lo necesario para que nuestro establecimiento estuviera a la última en diseño con unos muebles de estilo y calidad. Todo sumado a una inversión fuerte en cuanto a tecnología, donde Internet y las SmartTV son de series en todas las habitaciones, lo mismo que un portátil en cada habitación.

Hace pocos meses que hemos comenzado nuestra actividad y el trabajo está siendo absorbente, pero tenemos claro que sin nuestra decisión firme de emprender y el trabajo de estos y otros profesionales no hubiera sido posible.