Las tendencias más actuales

Estresado, así te puedes relajar en tu propia casa

Estrés es, desgraciadamente, la palabra de moda. Y es que este siglo XXI se ha convertido en todo un timo. Soy de los que pienso que antes se vivía mejor. Yo os lo digo de verdad que nunca he escuché a mi abuelo o incluso a mi padre hablar de estrés cuando trabajaba. Vale que eran otros tiempos, pero creo que se sabía manejar mejor los momentos. No sé en qué momento hemos fallado, en qué momento pasamos a vivir para trabajar, en vez de al contrario, lo que está claro es que vivimos bajo la tiraría de los horarios laborales y de otras actividades que nos aportan solo una cosa: estrés.

Y no, no me refiero solo al trabajo. Ya os digo que hay muchas más cosas que nos producen. Por ejemplo, las actividades escolares de los hijos. Esto se ha convertido en un sin vivir. Tenemos que tener una agenda propia para ellos.  Después del colegio, clases de inglés durante una hora, luego se le recoge al chaval para llevarle al taller de teatro, una hora después, hay que llevarle al entrenamiento del equipo de fútbol. Y en el mejor de los casos, ya está el día completo. Pero luego le puedes sumar tutoría en el colegio, reunión con los padres del AMPA, o el cumpleaños de su mejor amigo. Estrés, estrés y más estrés.

Por eso, mi imagen más bucólica es la de llegar a casa, que no haya nadie y escuchar el silencio. Como decía aquella famosa de Depeche Mode, Disfrutar del Silencio, Enjoy the silence. La verdad es que lo echo de menos de mi época de soltera. Hay mucha gente que piensa que el estrés se quita saliendo de fiesta o yendo con los amigos a tomar unas cañas. Yo no soy de esas. Para mí el estrés se quita perfectamente en casa, pero haciendo unas cuantas cosas que te ayuden a ello. Toma nota porque seguro que te viene bien. Aunque como decía también otra mítica canción, ante todo mucha calma.

Escuchar música

La música puede tener un efecto calmante en el cuerpo y la mente, ayudando a reducir el estrés y promoviendo la relajación. En mi caso siempre que estoy estresada, cada día, me gusta ponerme música clásica. Es muy curioso, porque mi marido ya sabe según el tipo de música que escucho mi estado de ánimo. Si ve que ya ando con Mozart o Chopin, sabe que lo mejor es dejarme sola.

Practicar yoga o meditación

Estas prácticas pueden ayudar a reducir el estrés al fomentar la conexión mente-cuerpo, aumentar la conciencia y promover la relajación. La verdad es que al principio te sientes un poco ridícula, en tu casa haciendo estos movimientos, pero en menos de dos semanas ya vas a notar un cambio para mejor en todo tu cuerpo.

Tomar un baño caliente

Sumergirse en agua caliente puede ayudar a relajar los músculos, aliviar la tensión y promover la relajación, lo que a su vez puede reducir el estrés. Ahora bien, en mi caso, he querido subir el listón. Si te lo puedes permitir, por espacio y por dinero, te recomiendo que instalas una sauna en tu casa. Es una gozada tener un centro de bienestar en tu hogar para relajarte y disfrutar a cualquier hora del día y sin desplazamientos. No creas que es cara ni que requiere mucha obra. En mi caso lo hice con Saunas Luxe que como especialistas que son, me recomendaron este tipo de saunas finlandesas de menor tamaño, para una sola persona. En este caso es fabricada en paneles de madera de Abeto sueco. Una gozada que cuando se lo cuento a mis amigas, se les queda una cara que es un poema.

Hacer ejercicios de respiración

La respiración profunda y consciente puede ayudar a reducir la ansiedad, calmar la mente y promover la relajación. Son de esas cosas que siempre te van a ayudar a perder el estrés.

Leer un libro

Sumergirse en una buena lectura puede ser una forma efectiva de desconectar de las preocupaciones diarias, reducir el estrés y relajarse. Por supuesto, siempre acompañado de una copa de vino para poder disfrutar mejor del momento. Y sin ruidos que puedan perturbar lo que se está viviendo.

Realizar actividades creativas

Terminamos realizando actividades como pintar, dibujar, tejer o cualquier otra actividad creativa puede ayudar a mantener la mente ocupada, reducir el estrés y promover la relajación. Aunque también es cierto que para eso hay que tener unos pocos de conocimientos. Pero siempre viene bien.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Tipos de viviendas

La variedad de tipos de viviendas disponibles en el mercado inmobiliario refleja las diversas

Compartir
Galeria
Scroll al inicio