Las claves del interiorismo de lujo

Las claves del interiorismo de lujo

Cuando uno busca un estilo novedoso en el hogar, es necesario que todo sea de forma armónica, donde nos basemos en el lujo para obtener el bienestar que se busca en los dominios, algo que no es para nada complicado. Eso sí, hay que ser conscientes de una serie de claves para hacer tu rediseño del hogar.

Elección del presupuesto

Tal y como nos comentan los profesionales del sector de sergionistico.com, lo mejor es decidir las franjas en las que nos vamos a mover o poner un límite exacto a la cantidad que queramos gastar, no saliéndonos de esos márgenes.

No hace falta meterse en problemas por deseas buenos artículos, pero hay veces que no es el momento de hacer una inversión en los mismos. Podemos ponerlos siempre en la lista de deseos y hacer una apuesta por estos cuando creamos que es más conveniente.

Basarse en la personalidad y gustos

Al final tú vivirás en la casa, por lo que tiene que ser de tu gusto y que cuando entres a vivir la deberás sentir como lo que es, tuya. No olvides que tu hogar es tu sitio, que no pierda tus rasgos y personalidad.

Funcionalidad ante todo

No vale para nada disponer de buenas obras de arte, esculturas o mobiliario de calidad, si en tu casa no tienes una zona para descansar, una cocina, spa o gimnasio.

Tienes que contar con un buen conocimiento de ti y saber lo que precisas.  No debes invertir en cosas que luego realmente no te interesen.

¿Cómo se obtiene un interiorismo de lujo?

Lo mejor es ir de forma directa a las claves sobre cómo lograr una decoración, interiorismo u hogar lujoso.

Menos puede ser más

Los excesos no son elegancia, debemos ir buscando algo con finura, donde se vea la clase y una personalidad clara.

Acumular objetos es algo que no es demasiado práctico cuando hay que limpiar, además de producir saturaciones, agobios y amargas sensaciones.

Muebles

Los muebles se tienen que elegir con buen criterio. Hablamos de una pieza buena, que tenga su propia historia, donde además esté en sintonía con el resto de las habitaciones, lo que hará que sepas el mueble que tienes que comprar.

Por otra parte, debes asegurarte de que el mueble tenga resistencia o sea muy duradero. No vale de nada la inversión en muebles, que vayan a contar con un mantenimiento complicado o se deterioren con el paso de los años.

Pensemos que vivimos en el siglo XXI y que la tecnología es algo del día a día, por lo que lo mejor es apostar por mobiliario con el que podamos embellecer los cables de nuestra casa o que no sean un obstáculo de nuestro paso o se vean demasiado.

Objetos decorativos

Se deben vestir los espacios, por lo que se tiene que volver a buscar piezas decorativas que nos cuenten una historia o que tengan bastante personalidad como para que nos llenen las habitaciones.

Podemos encontrarnos aquí desde obras de arte a restaurantes, cuadros, tapices, etc. Todo elemento que te pueda interesar y que quieras que esté en tu hogar será conveniente.

Los revestimientos

Cuando se habla de interiorismo, lo hacemos de los sitios donde podemos cambiar o realizar modificaciones en las paredes, puertas o suelos, pues es una obra a nivel arquitectónico del interior. Por ello, es posible seleccionar toda clase de revestimientos.

Podemos optar por la madera, piedra, mármol, vidrio o incluso seleccionar por nuestra cuenta el material que nos guste en persona y optar por varias clases de materiales en una habitación.

Los interioristas nos van a recomendar lo que se pueda adaptar de mejor forma a los espacios, pero seguro que les encantará trabajar junto a ti para saber lo que más te gusta.

Iluminación

No olvides que la luz nunca debe faltar en ninguna clase de decoración. La luz nos proporciona bienestar, por lo que sí es posible mezclarlo con algo de luz natural, la sensación es de lo más acogedora.

Deseamos que ahora sepas de verdad y de forma clara y resumida, realmente qué es lo más importante en que hay que fijarse cuando se desea hacer una obra en interiorismo de alto nivel o de lujo.

La calidad pasa a tener un importante papel, siempre, eso sí, sin olvidar que la practicidad es fundamental, porque de nada vale tener una casa espectacular que luego al final sea casi un incordio el vivir en ella por su poca practicidad, por lo que esperamos que hayas tomado nota.