Las tendencias más actuales

¿Qué es el estilo de moda tie dye y cómo hacerlo tú mismo?

Durante mucho tiempo, las telas tie-dye fueron denominadas con desprecio “telas de pared hippie”, pero en los últimos años el patrón tie-dye ha celebrado su regreso como el original teñido anudado. En inglés, todo es un poco más genial. ¡Y eso nos alegra porque también nos parecen preciosas los tapices tie dye! Pero muchos ni siquiera saben cuánta cultura se esconde detrás de estos impresionantes patrones o cuántos patrones diferentes se pueden crear con el tie dye. Nos lo enseñan los expertos de Arísticos.

Las diferencias entre las telas batik y tie-dye

Si estás interesado en combinaciones únicas de colores y diseños, lo más probable es que te hayas topado con telas batik y tie-dye. Si bien estas telas pueden ser similares en sus expresiones y patrones atrevidos, sus procesos de teñido no podrían ser más diferentes. En este artículo, analizaremos las diferencias entre las telas batik y teñidas anudadas para que puedas convertirte en un experto en teñido de telas.

1. Teñido de telas batik

Si alguna vez has navegado poredredones en nuestra tienda de Ontario, Canadá, lo más probable es que te hayas topado con una colcha con tela batik. Estas telas añaden un diseño innegablemente único a cualquier proyecto de artesanía.

El teñido de telas batik es un arte detallado y preciso que se originó en India, Indonesia y China. Los patrones de batik se diseñan utilizando primero un pequeño bolígrafo conocido como tjanting para pintar cera derretida sobre una tela. Luego, la tela se sumerge en tinte para saturarla y sangrar en la tela. La cera endurecida cubre los patrones pintados y evita que el tinte coloree completamente el material.

Este proceso de teñido se puede repetir varias veces con diferentes tintes para agregar mezclas de color. Se puede volver a aplicar cera para agregar o alterar diseños originales. Una vez lograda la combinación deseada de colores, se retira la cera del paño planchándolo entre un fino material de periódico. La cera también se puede eliminar enjuagando repetidamente la tela en agua hirviendo. Una vez que se retira la cera y la tela está seca, tendrás un diseño de batik personalizado.

2. Teñido de telas Tie-Dye

El teñido anudado se remonta a la China y Japón del siglo VI, donde la gente usaba bayas y flores para colorear la ropa. Esta tradición ha sobrevivido durante mucho tiempo y se ha compartido entre países y culturas hasta convertirse en uno de los procesos de teñido de telas más reconocidos en la actualidad.

Las telas teñidas anudadas se diseñan agregando polvos de tinte de diferentes colores a agua tibia y luego agregando estas mezclas en botellas con atomizador o aplicadores. Otra diferencia entre las telas batik y tie-dye es el elemento de control en sus procesos de teñido. Mientras que las telas batik se centran en la pintura precisa con cera derretida, el teñido anudado tiene que ver con la experimentación y la espontaneidad. En lugar de pintar la tela, la doblas, la arrugas y la atas formando una bola apretada con una banda elástica. El teñido anudado puede seguir un diseño preciso de pliegues calculados y colocaciones de bandas elásticas, o el método de teñido puede ser completamente abstracto.

No importa qué estilo prefieran los teñidores, todas las telas se remojan y sumergen en agua para preparar las fibras de la tela para teñirlas. Después de 20 minutos de remojo, las telas se pueden sacar del agua y colocar en una zona de manualidades para recibir su tinte.

Los teñidores usan guantes para comenzar a mojar y saturar las telas con toques de color hasta crear la combinación deseada. Luego, el teñido anudado se coloca en una envoltura adhesiva para retener la humedad durante seis a ocho horas. Al final de este proceso de teñido, las telas se enjuagan minuciosamente hasta que se desenredan para revelar diseños brillantes y atrevidos.

Aunque estas telas tienen expresiones similares de colores brillantes y diseños elegantes, siguen diferentes disciplinas de teñido de telas históricas y especializadas.

Si está interesado en agregar toques de color extravagantes a su próximo proyecto de acolchado, explore nuestros materiales para comenzar con su próxima manualidad.

¿Cómo hacer tú mismo una tela tie dye?

¿Tienes curiosidad y te gustaría diseñar tu propio patrón tie dye muy individual? ¡No hay problema, porque puedes teñirte tú mismo fácilmente en casa!

  1. El primer paso es elegir un trozo de tela. Pueden ser toallas, camisetas, vestidos o manteles. Si lo deseas, también puedes teñir fundas de almohadas o incluso juegos de cama completos. Sin embargo, antes de pasar al siguiente paso, debes asegurarte de que tu tela esté completamente limpia y libre de manchas. Para estar seguro, es mejor lavarlo nuevamente antes de teñirlo.
  2. Luego atas la tela. Cada técnica produce su propio patrón. Puedes atarla formando una bola, atar muchas colas o dibujar sobre la tela con cera, como en los primeros tiempos del tie dye. Tu creatividad no conoce límites. Pruébalo y vea qué le gusta más. Sin embargo, es importante: Cuanto más apretados hagas los nudos, mayor será la diferencia de color al final.
  3. Entonces comienza el paso de teñido propiamente dicho. Primero humedece un poco la tela y luego colócala en el baño de tinte. Como regla general, pon 4 litros de agua y dejar reposar durante 30 minutos deberían ser suficientes para la mayoría de los tejidos. Por supuesto, necesitarás un poco más de agua para la ropa de cama, pero también puedes teñir varios tejidos al mismo tiempo, por ejemplo. Cuanto más tiempo esté la tela en el baño de tinte, más intensamente brillará la pieza de tela.
  4. Probablemente a esto le sigue uno de los pasos más importantes del tie dye: el baño de fijación. Esto es crucial para que tu obra de arte teñido anudado conserve su color. Porque todo el trabajo no debería haber sido en vano. Finalmente, lava tu tela hasta que el agua salga clara y déjala secar. ¡Y tu tie dye casero estará listo!

Para estar seguro, es mejor lavar tu obra maestra solo la primera vez; si bien el teñido anudado es genial, no queremos teñir el resto de tu ropa también. Si lo deseas, también puedes teñirlo con colores naturales.

¿Qué tejidos son adecuados para el tie dye?

Básicamente, los materiales naturales se utilizan mejor para el tie dye. Entre ellos se encuentran, por ejemplo el algodón, el lino, el cáñamo o la viscosa.

La seda también es excelente para el tie dye, pero los colores suelen aparecer un poco más claros en la tela.

También puedes utilizar tejidos mixtos, es decir, una mezcla de materiales naturales y artificiales. Los materiales sintéticos son, por ejemplo, poliéster o poliacrílico. Solo asegúrate de que la proporción de fibras naturales sea al menos del 50%. Desafortunadamente, las fibras artificiales no absorben el teñido del tie dye y, por supuesto, las telas teñidas deben brillar con el mayor color posible.

¿Qué patrones hay en tie dye?

La belleza del tie dye es que siempre es único. Ninguna camiseta, vestido o tapiz será jamás completamente idéntico a otro. Por un lado, se crean piezas únicas porque el tejido absorbe el color de forma un poco diferente cada vez. Por otro lado, también existen muchas técnicas diferentes de tie dye, que proporcionan los patrones más diversos.

Distinguimos de antemano entre:

1. Tie-dye de un color.

2. Tie-dye de dos colores.

1. Cómo hacer una tela tie dye de un color

La forma más sencilla es teñir con un solo color. El proceso es siempre el mismo: anudas la tela, la tiñes y luego fijas el color.

Gradiente oblicuo: Por ejemplo, si quieres un degradado inclinado, dobla tu camiseta en diagonal desde una esquina inferior hasta una esquina superior, por ejemplo, de abajo izquierda a arriba derecha. Luego enrollas la camisa a lo largo, la atas en varios lugares y luego la tiñes.

  • Encuentra una tela adecuada.
  • Doblarlo en diagonal, de modo que se forme un triángulo.
  • Enrollarlo a lo largo.
  • Átalo en varios lugares.

Efecto sombrío: Si no tienes hilo a mano o simplemente quieres un teñido anudado muy simple que aún tenga ese factor sorpresa, también puedes teñir la tela con el efecto ombré. Para ello, simplemente humedece un poco tu tela y coloca solo un extremo en el baño de tinte. El color literalmente subirá por la tela y terminarás con un hermoso acabado degradado.

  • Coge tu tela óptima.
  • Moja el paño.
  • Pon un lado en la pintura.
  • El color subirá.

Shibori: Si te apetece probar tú mismo el estilo japonés de teñido anudado, todo lo que tienes que hacer es seguir los pasos a continuación. Primero atas la tela o la camiseta formando una bola, que luego fijas con bandas elásticas. Luego la tela pasa al cubo de pintura, se enjuaga y se fija. Finalmente, afloja las cintas y tu tie dye de estilo japonés estará completo.

  • Elige tu tela apta.
  • Agrupa el trozo de tela, a una pelota.
  • Ate bien la madeja con cintas.

Espiral: ¡El patrón en espiral en tie-dye es muy raro de ver y es muy fácil de hacer! Al principio eliges un punto en el medio de tu tela. Luego conviertes la tela en un caracol de tela, el movimiento es similar al de una peonza. Al final, la tela retorcida debería verse como un caracol. Consejo: Torcer funciona mejor si previamente humedeces la tela con un atomizador. Luego estiras varias bandas elásticas alrededor de tu caracol de tela para que conserve su forma cuando se tiña. Una vez realizados los preparativos para el patrón, tiñe la tela como desees. La espiral con dos colores queda especialmente bonita.

  • Elige tu tela apropiada.
  • Sostenla en el medio y enróllalo hasta que se forme un caracol.
  • Atar el caracol con un hilo.

2. Cómo hacer una tela tie dye de dos colores

Si te encanta el teñido anudado de 1 color, los patrones de teñido anudado de 2 colores serán aún más impresionantes para ti. Además, el tie-dye con dos colores no es mucho más complicado. Sólo hay 2 reglas importantes.

  1. En primer lugar, empieza siempre con el color más claro y luego pasa al color más oscuro.
  2. En segundo lugar, es mejor esperar a que se seque la tela de color más claro antes de usar el color más oscuro.

En caso de duda, pueden producirse mezclas de colores no deseadas y al final sólo quedará barro marrón en lugar de un bonito patrón tie dye.

Una manera fácil de teñir con dos colores es separar varios extremos de la tela con una cinta. Luego, primero sumerge toda la punta en el color más claro y luego solo la punta inferior en el color más oscuro. Esto crea una bonita transición de color y crearás muchos círculos coloridos de teñido anudado en tu tela.

Una segunda opción es atar la tela con gomas como es habitual como primer paso. Luego tiñes toda la tela con el color claro. Luego quitas algunas bandas elásticas y tiñes la tela en el segundo color, más oscuro. Finalmente, todo lo que tienes que hacer es eliminar el color residual y usar el fijador para que tu obra de arte brillante sea más duradera.

Como puedes ver, hay muchas maneras de hacer tie-dye. Una ventaja es que no hay nada bueno o malo en los patrones. Simplemente elige uno para empezar, comienza y deja volar tu creatividad.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Tipos de viviendas

La variedad de tipos de viviendas disponibles en el mercado inmobiliario refleja las diversas

Compartir
Galeria
Scroll al inicio