Las tendencias más actuales

Atrévete a montar tu propia playa en casa este verano.

El verano es época de vacaciones que todos relacionamos con calor y playa, y la playa es el refugio de todos aquellos que desean sofocar su calor en un sitio con agua, además de disfrutar junto a su familia o seres queridos en la arena. Sin embargo, no todos pueden permitirse el lujo de ir a la playa para poder mitigar el calor y disfrutar de su paisaje, porque directamente porque donde viven no hay playa.

¿Qué pueden hacer estas personas? Además de viajar a la que les pille más cerca, también pueden optar por otra opción: trasladar la playa a casa.

¿Cómo se puede hacer eso? Nosotros te explicamos. No te imagines a alguien trasladando la playa literalmente hasta tu casa ¡porque esto es imposible! En cambio, si que podemos crear una experiencia totalmente parecida a la de la playa en nuestro propio hogar. De esta forma, tendremos nuestra propia playa privada, a solo un pie de la cama y sin tener que estar lidiando con todas las personas que buscan ir a la playa y acaban llenándola hasta los topes.

¿Quieres saber cómo? Te contamos a continuación.

Vive la experiencia paradisíaca en tu propio hogar.

Ya no estamos hablando solamente de que te cojas una hamaca, te hagas un cubata y te sientes en el jardín con una música chill-out de fondo. Estamos refiriéndonos a la experiencia completa:

  • Hazte con una piscina ¡aunque sea pequeña! Y convierte sus aguas en agua salada.

Una de las cosas que más nos gustan de la playa es disfrutar de sus aguas saladas. Probablemente estés pensando que es muy complicado disfrutar del agua salada de una playa en una piscina que instalemos o compremos para nuestro jardín, y venimos a decirte que nada más lejos de la realidad.

Salinizar tu piscina es hoy más sencillo que nunca porque podemos comprar la sal online. Nosotros la compramos enn Alati Oceanica ya que nos ofrecieron todo el asesoramiento y conejos necesarios para comprar la sal adecuada y aplicarla con seguridad.

Ya puedes disfrutar de tu agua salada en tu piscina como si estuvieras en la playa ¿no es maravilloso? Además, el agua salada nos hace bien y debemos aprovecharlo para mejorar nuestro cutis, circulación e incluso nuestro acné si lo tuviéramos.

  • Puedes instalar música ambiente.

¡Hazte con un par de altavoces y dale caña! Y ya no sólo hablamos de música. La playa está llena de sonidos, entre los cuales diferenciamos el bullicio de las personas, las olas, las gaviotas o los barcos.

Existen listas de reproducción de sonido ambiente en plataformas como YouTube o Spotify que simulan a la perfección estos sonidos, por lo que, vivirás una experiencia aun más cercana a estar en una playa de verdad.

  • Monta tu propio chiringuito.

Puedes montar un puestecito de mojitos o de helados en tu propio jardín. Incluso puede ser divertido, ya que, si eres un manitas, en vez de adquirir un mueble para ello puedes lanzarte a crearlo tú mismo. Si no te ves capaz o directamente no tienes ganas de invertir tiempo en ello, no te preocupes, ya que también puedes alquilar instalaciones para ello o contratar los servicios de personas que se dediquen a ello para una fiesta en tu casa.

  • ¡Di que sí a la arena!

La arena es otro aspecto fundamental para la playa. Si tienes acceso a arena real, puedes utilizarla para crear una zona de arena. Si no, puedes utilizar arena para gatos o arena de construcción. Extiende una capa gruesa de arena en el área que hayas elegido para instalar tu playa. Te recomendamos usar un rastrillo para poder nivelarla y darle forma, y si no, también existen aparatos que se encargan de ello, los cuales puedes adquirir por internet.

  • Instala toboganes o actividades acuáticas.

Los más peques (y los no tan pequeños) se divierten mucho en la playa. La ventaja de instalar tu propia zona playera en casa, es que no tendrás que pagar por montar a tus hijos en zonas de diversión que incluyan toboganes y demás, ya que estarán en tu propia casa.

  • La sombrilla no puede faltar.

Lo primero que nos llevamos a la playa es la sombrilla para protegernos del sol, y en casa no iba a ser menos. Para ello, puedes colocar sombrillas de playa de igual manera hundidas en la tierra, u optar por usar un toldo o pérgola para protegerte del sol. Esto también te ayudará a crear una sensación más auténtica de estar en una playa.

  • Instala si puedes una ducha también.

Si la arena está presente y el agua salada también, las duchas también deberían estarlo. Para ello, instala pequeñas duchas de pies o duchas más altas para refrescarte y enjuagarte antes de entrar y salir de la piscina.

  • ¡Disfruta de tu playa!

Una vez tengas todo listo, ya puedes disfrutar de tu playa privada. Te aseguramos que será muy divertido disfrutarla y la comodidad estará más que presente. Así que, ya sabes que no tienes por qué renunciar a la playa este año si tienes una casa un poco más grande, y si no es así, no te preocupes, ya que también puedes disfrutar de la playa haciendo un pequeño viaje.

Este planeta es increíble y las playas naturales siempre estarán ahí para sorprendernos y resguardarnos del calor cada verano.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
Compartir
Galeria
Scroll al inicio