¿Cómo decorar la habitación de tus hijos de forma divertida?

¿Cómo decorar la habitación de tus hijos de forma divertida?

Decorar la habitación de tus hijos siempre es un reto, ya que debe ser funcional, fácil de organizar por tu pequeño y además debe ser cómoda y divertida, con espacios para que tu hijo desarrolle todas sus habilidades y actividades diarias y que le inspire a soñar, crear y por supuesto, descansar.

Si necesitas algunas ideas para inspirarte y sorprenderle, sigue leyendo que aquí te traemos algunas.

Colocar un rincón creativo

La habitación de todos los niños debería tener un rincón creativo que consista en un escritorio bien dispuesto con mucho material para crear, aprender y divertirse. Esto será sumamente útil si están en la edad escolar y necesitan de un espacio destinado a realizar sus tareas. Pero, si aún están muy pequeños igual apreciarán tener un pequeño rincón donde comenzar a dar sus primeros pincelazos e ir descubriendo su creatividad.

Este rincón puede tener un escritorio, una pequeña silla, que es muy importante que sea cómoda, muchos colores, pintura, tijeras y otro material para pintar o hacer manualidades cuando le apetezca. No pueden faltar lo libros de dibujo, de texto o de cuentos. Incluso, las alfombras con color, formas o números que se arman y desarman suelen ser muy atractivas e invitarles a disfrutar de este espacio.

Lo mejor es que tu mismo puede construir un pequeño escritorio de madera con algunas herramientas y un poco de habilidad manual. Esto, de hecho, te dará la oportunidad de diseñarlo de la forma y el color que quieras.

Hacer que el orden reine

Aunque parezca una tarea de carácter titánico, el orden debe reinar en la habitación de tu hijo. Para que se les haga más fácil mantener todo limpio y organizado, debemos comenzar por disponer todas las cosas de forma que sea sencillo acceder a ellas y luego volver a guardarlas en su correspondiente lugar.

Para esto, puedes usar baldas o estanterías, módulos con cajones o cajas para guardarlo todo, siempre dispuestos de forma que hasta los más pequeños puedan llegar a ellos.

Su ropa, a mano y siempre perfecta

Siguiendo con el punto anterior, la ropa es una de las tantas cosas que debemos tener siempre a la mano, ya sea por la facilidad que nos proporcionará al vestir a los más pequeños, o para que le facilite la tarea a aquellos que ya están vistiéndose solos.

Una buena idea para lograrlo, es colocar un mueble tipo expositor donde toda la ropa quede a la vista y al alcance de todos.

Procura que sea cómodo

La habitación de los niños debe ser un lugar que les transmita comodidad para descansar, movilizarse por los espacios y jugar. Sobre todo cuando están muy pequeños y no les gusta estar solos en la habitación  y más bien prefieren salir y jugar en la sala o la cocina donde esté el resto de la familia..

Viste su cama con ropa cómoda y agradable, y procura que haya muchos cojines y almohadones. También es buena idea poner una alfombra que de un toque de confort y calidez o que le invite a jugar sobre ella.

Dale un giro a la decoración a través de los detalles

Si quieres darle un toque único a  la habitación de tus hijos, te contamos que lo puedes lograr con pequeños detalles. Por ejemplo, el equipo Tonicahogar, tienda de ropa de cama y complementos, nos cuentan que colocando algunos cojines con un diseño original, un juego de sabanas con los personajes favoritos de tu hijo o unas cortinas con algún estampado divertido, lograrás darle un nuevo look a la habitación que de seguro les encantará.

Incluso, también puedes hacer algún mural en la pared, cambiar la lampara del techo, elaborar cuadros con las fotos de la familia en diferentes formas y tamaño y disponerlos en las paredes.

Asimismo, una vez que tu hijo comience a dar sus primeros pasos en la pintura no dejes exponer sus obras de arte en las paredes, un corcho o en el espacio creativo de la habitación. Justo este es el lugar donde podemos dejar volar la imaginación y jugar a decorar.

Color y mucha luz

A la hora de pintar, te recomendamos seguir esta idea: Selecciona la pared detrás de la cama para que se convierta en el punto focal de toda la decoración y píntala con un tono que resalte, mientras que eliges un color neutral para el resto de las paredes.

Procura que la habitación reciba mucha luz natural a través de la ventana, y para la noche dispón algunas lámparas divertidas y originales en puntos estratégicos de la habitación o varias luces sujetas a la cabecera de la cama o la pared.

 

Deja una respuesta