Por qué es buena idea hacer senderismo con tu pareja fuera de la ciudad

Por qué es buena idea hacer senderismo con tu pareja fuera de la ciudad

Si disfrutas de una vida en pareja y a ambos les gusta hacer planes nuevos y diferentes juntos, o planificar actividades de forma continua que les reporte beneficios para su crecimiento personal y también para su vida en pareja, pues una de las que debes incluir en la lista es el senderismo, y mejor si es lejos de la ciudad, por ejemplo, en una escapada rural de fin de semana.

Y es que caminar trae cientos de beneficios para la salud y para el bienestar emocional, relaja la mente, mejora la salud cardiovascular, estimula la creatividad y mejora los procesos del pensamiento, por mencionar algunos. Además, si se comparte en pareja, también nos aporta un momento único con esa persona especial, disfrutando de la naturaleza, una caminata entre risas y conversaciones secretas, y para finalizar, una romántica puesta de sol.

Si quieres saber de que otras muchas formas puedes beneficiarte del senderismo en pareja y como puedes planificar una escapada rural para practicarlo y que todo salga bien, sigue leyendo, que hemos consultado con el equipo de Apartamentos Alfa, apartamentos rurales con mucha experiencia en la planificación de actividades de senderismo, y nos contaron todo lo que necesitamos saber.

¿Por qué una escapada rural para hacer senderismo?

Claro que te agrada el plan de salir a dar un paseo con tu pareja, pero lo que te estás preguntando es ¿por qué tiene que ser en una montaña o un bosque y no puedes hacerlo por los parques de tu ciudad que te quedan tan cerca?

Pues porque el hecho de estar en un ambiente completamente natural y alejado del caos de la ciudad y de la rutina del día a día, nos permite dejar atrás también nuestras preocupaciones diarias, el estrés de nuestro estilo de vida, y más bien nos permite tener una actitud completamente positiva y abierta para acercarnos más a nuestra pareja y disfrutar más de ella.

De hecho, si últimamente hemos estado teniendo problemas con ella o hemos tenido poco tiempo para la relación, el verde de la naturaleza, la tranquilidad del lugar, lo bello de los paisajes, de seguro propiciarán esa reconexión que tanto necesitamos. Todo esto completamente solos y sin interrupciones.

El estar rodeados de naturaleza, en medio de la nada, les hará trabajar en equipo para terminar el camino y para enfrentar cualquier situación que pudiera darse sobre el mismo, uniéndoles aún más, afianzando la comunicación, la colaboración y el entendimiento.

Por otro lado, estarán compartiendo una actividad diferente juntos. Los aventureros la gozarán, y será igual un disfrute para aquellos que gustan de las actividades relajantes y que les permitan desconectar del caos de la rutina.

Las parejas que comparten aficiones y actividades juntos son las que más logran estrechar sus lazos y logran construir una mejor confianza entre los dos. También combaten los problemas producto de caer en la rutina y el aburrimiento. Incluso, agradecerán estar viviendo juntos una actividad tan enriquecedora, no solo para la pareja, sino también a nivel personal.

Lo mejor es que es una actividad que no importa que tanto grado de riesgo le quieras poner, nos obliga a realizar ejercicio. El senderismo nos aporta todos los beneficios de una caminata a nuestro organismo, mejorando nuestra salud física y mental. En el caso de lo efectos mentales, luego de hacer este ejercicio nos sentiremos más felices y optimistas por lo que podemos tratar a nuestra pareja sin tanto riesgo de roces.

Pensemos que, a veces,  muchos de los problemas que tenemos con nuestra pareja provienen de malos entendidos o de pequeñas discusiones o desacuerdos que se van magnificando justamente por lo cargados que estamos de los nervios y el estrés de nuestro día a día, y cuando nos desconectamos de todo eso, esos sentimientos van desapareciendo y dejando una actitud más propicia para la conexión.

El senderismo es una actividad muy agradable, sobre todo cuando nos encontramos perdidos en la naturaleza, rodeados de hermosos paisajes y el broche de oro es un atardecer de película. Tanto así, que terminaremos liberando las endorfinas, o sustancias del bienestar, que nos servirán de antidepresivo.

A nivel físico, el senderismo es un deporte que nos ayuda a mejorar nuestra capacidad pulmonar, resistencia y tonificación muscular, sobre todo en el tren inferior. También es una excelente actividad para aquellos que buscan bajar de peso. Es un deporte aliado para evitar dolores articulares y de espalda, y la aparición de la osteoporosis. De hecho, es muy recomendada sobre todo para personas mayores de 40 años.

El senderismo, como lo hace cualquier otro deporte, nos ayuda a trabajar en nuestro autoestima, sobre todo si lo practicamos en la naturaleza y nos sirve como una válvula de escape para el estrés de nuestro día a día. En fin, con este deporte tu pareja y tu cuidarán de su salud física y mental juntos.

No obstante, si lo que quieren es también compartir con amigos o con otras parejas porque les vendría bien ampliar su círculo social, el senderismo también te permite la opción. Pueden anotarse a grupos de senderismo, quedar con amigos propios, o sencillamente probar saludar a los demás grupos que hagan tu misma ruta en la zona. Verás como les viene de bien salir de su zona de confort y hacer nuevas conexiones en pareja.

Otro punto a favor del senderismo es que nadie podrá poner excusas. El senderismo es apto para jóvenes y mayores, y para todas las capacidades, ya que hay caminos desde los más fáciles y cortos, hasta los más complejos.

Adquiere el hábito del senderismo

Ya has leído todos los beneficios del senderismo para ti y tu pareja y estará deseoso de comenzar. Antes de hacerlo, la idea es comprometerte con la actividad, ya que no vale hacerlo solo una vez y dejarlo en el olvido, hay que adquirir el hábito.

Salva un par de horas a la semana, o planea una escapada al mes, la idea es comenzarlo a practicar con constancia para siempre disfrutar de sus beneficios. Motívate y cuando te canses de un lugar, cambia, hay cientos de rutas que puedes hacer.

¿Cómo planificar una escapada con tu pareja para hacer senderismo y no morir en el intento?

Entonces, es la primera vez que han decidió lanzarse a la naturaleza para recorrerla y unir más sus lazos como pareja, pero ¿cómo hacer que este plan funcione?

Pues lo primero es que se tomen en serio el compromiso de desconectarse de todo durante esa caminata por muy corta o larga que sea. Dejen el móvil en casa, o en algún lugar seguro antes de comenzar su camino, o si no es necesario despegarse de él, al menos pónganlo en modo “no molestar”.

Lo principal es que desconecten de todas las distracciones del día a día, que se olviden un poco de la tecnología y el caos de la ciudad, y que se adentran en el silencio y la tranquilidad de la naturaleza, y presten completa atención a la otra persona.

Por otra parte, uno de los primeros factores a tomar en cuenta es el clima. Consulta como estará este durante tu paseo para prever una lluvia demasiado fuerte que pudiese arruinar los planes.

Luego, hay que escoger una ruta adecuada para ambos. Hay rutas de diferentes niveles de dificultad y lo bueno es escoger una que no suponga un esfuerzo físico y tan grande que lo vuelva un imposible para alguno de los dos, agotándolos y drenándolos y que pudiese traerles algún riesgo. Recuerda que la idea es hacer ejercicio, pero también disfrutar del paseo y de la compañía del otro.

Incluso, si se sienten más seguros, pueden ir con algún guía, agrupación o grupo que se encargue de todo mientras ustedes solo disfrutan del paseo.

Utiliza el trayecto para conectar con tu pareja, intenta planificar una ruta con paisajes que les agraden  a ambos, trabajen en equipo, y aprovecha los descansos para pequeños gestos que vuelvan del paseo algo especial entre los dos, como por ejemplo, una sesión fotográfica, una larga conversación a la sombra de un árbol, etc.

Por supuesto, aquí los picnics son siempre un plan que te deja bien. Lleva comida rica, una manta y siéntense en algún punto que les haya gustado mucho para disfrutar de una comida romántica y deliciosa en pareja. Esto también podría servirles de descanso en los momentos más álgidos del recorrido, una parada para recargar las baterías y terminar un camino muy largo o complejo, o sencillamente una excusa para disfrutar de una puesta de sol.

Eso si, piensa en alimentos que te aporten energía, que sean ligeros y que no ocupen demasiado espacio en al mochila, para que esta pequeña parada para comer no afecte de ninguna forma el plan principal.

Por supuesto, no olvides ir con la ropa adecuada (sobre todo en cuanto a calzado), llevar mucha hidratación, la protección solar adecuada, el bálsamo labial y las gafas de sol.

Deja una respuesta