Mudarse a vivir a París

De corazón vallisoletano, hace ya unos cuantos años me  fue a vivir a Barcelona para empezar Turismo en la Escuela de Estudios Superiores y Universitarios Formatic de Barcelona. Pero en 4° de carrera me llegó la gran oportunidad de estudiar un año fuera mediante el programa Erasmus, y la verdad es que fue una decisión que marcó mi vida. Así que me fui a París, allí me enamoré de la ciudad pero sobre todo de las oportunidades de aprendizaje. Ahora ya llevó tres años sin dejar de formarse y complementando sus estudios de máster en el departamento con trabajos temporales, pero no de esos que suelen tener en España los estudiantes.

Mucha gente me pregunta cómo tomé esa decisión de irme a vivir a París. Pues bien, en primer lugar porque quería viajar y el francés era la mejor opción, el inglés se me da fatal desde muy pequeña así que me decidí por Francia que además ofrecía planes de estudios con muy buena pinta y unos vuelos directos a casa. Al principio mi preocupación era cómo iba a llevar todo lo que tenía en casa, pero sobre todo a mis dos perros. Algo que tras conocer a Star Cargo se me pasó ya que son especialistas en transporte de mascotas en avión. Así que ya no estaría solo en la capital gala.

Yo en París, había estado ya con el típico viaje que haces de fin de curso con el Instituto, pero claro a esas edades, visitas todo menos los monumentos y sus calles. El primer año tuve la suerte de que la Universidad me puso una residencia, pero claro cuando quise volar sola, comprobé lo complicado que es encontrar vivienda en esta ciudad. Una de las cosas que tengo en su lado B. Mientras tanto yo sigo soñando con vivir algún día en un ático.

Mi día a día

La verdad es que mi estancia en París es muy chula pero es un poco noria. En los tres años que llevo viviendo aquí cada 3 o 4 meses he cambiado mi ritmo de vida. Primero estuve de Erasmus, luego con un convenio de prácticas y ahora mismo estudio y lo combino con algún que otro trabajo que me sale. Entre semana trabajo de babysitting, es decir de niñera, todo el día y doy clases de español para sacarme un poco más de dinero. Estoy pensando este verano en ir a Disneyland París para trabajar como organizador de eventos, que es lo más parecido a un trabajo relacionado con lo mío que he encontrado.

Si tuviera que quedarme con algo de esta ciudad sin duda sería convivir con diferentes nacionalidades. Lo que menos me gusta, es ése aire de creerse más que nadie de los franceses. Aquí se valora mucho lo de ser francés, todo lo contrario que en España, que cuando presumes de ser español, parece que eres un facha. Pero en fin.

La gran duda es si me veo viviendo toda la vida aquí. Pues… no sé qué contestar. Siempre he pensado que estaba de paso, pero con el paso de los años me siento cómoda. Aunque como todo en la vida dependerá de mi situación laboral. SI encontrara algo en España pues claro que me gustaría volver, pero para tener que estar viviendo con mis padres pues prefiero seguir aquí.