Consejos para una mudanza sin estrés

Consejos para una mudanza sin estrés

El hecho de mudarse a un nuevo hogar suele ser algo que emociona, pero también no es menos cierto que es también algo que puede abrumar, En ocasiones, hay formas de evitar lo desagradable. Por todo ello, lo mejor es anticipar, planificar y hacer todo lo que se pueda para que sea algo más asequible.

Vamos con una serie de consejos:

Elegir una empresa profesional de mudanzas desde el comienzo

Todo depende del momento en el que te quieras mudar, puede que sea complicado hacer reserva de día. La mayor parte de personas quieren los findes, en vacaciones o días festivos.  Lo mejor es elegir de manera anticipada.

Hacer una lista

Es posible que tengamos que recordar mucho. Si no quieres estresarte, lo mejor es hacer una lista de todo lo que tenemos que hacer y de los pasos que deberemos seguir.

Clasifica por adelantado

Es bueno limpiar la casa de objetos viejos, no deseados o que no necesites antes de hacer la mudanza.  Esto hará que puedas ahorrar estrés y tiempo, además de dinero.

Cuando se dona, recicla o tiran cosas que no necesitamos, lo que sucede es que se reducen el número de cosas que hay que mudar.

Haz un plan para embalar y comienza pronto

El embalaje nos va a tomar más tiempo de lo que pensamos en ocasiones, por lo que hay que intentar comenzar lo antes que podamos. Cuando se elimine todo lo que no se necesita, hay que comenzar por las habitaciones menos utilizadas.

El empaquetado de estas habitaciones y el uso de estas para el almacenamiento de las cajas es lo que va a perturbar menos nuestra vida y hará posible que hagamos todo lo que podamos.

Piensa en lo que no puedes desplazar

Existen cosas que los equipos que se dedican a las mudanzas no pueden transportar. En todo ello se incluyen una serie de cosas como materiales peligrosos, plantas con tierra, latas de pintura o productos químicos.

Cómo manejar el papeleo

Se deben conservar todos los documentos de importancia en una única caja o archivo para que se garantice un acceso sencillo, Todo esto se tiene que colocar en un sitio donde no se pierda.

Otra buena idea es la de crear copias electrónicas de documentos importantes, haciendo su escaneado y conservándolos en un USB para tener acceso a ellos.

Organizar las utilidades

Suele ser normal olvidarse de hacer las lecturas finales en los medidores, pero todo ello será más sencillo, hasta se pueden tomar fotos en el teléfono para no perder las notas que se tomen. Se pueden dar de altas con proveedores nuevos por adelantado, no debiendo olvidar el gas, agua o electricidad.

Tómate tu tiempo para limpiar

En el caso de que te las puedas arreglas para obtener las llaves de la casa nueva, puedes reducir el nivel de estrés. Entrar en el nuevo hogar algo antes significa que se puede limpiar antes de cambiar los muebles.

Empaqueta un kit de supervivencia para el día de la mudanza

Debes asegurarte de empaquetar el kit para el día que tengas la mudanza. Va a contener artículos necesarios para poder pasar el día con la familia como pueden ser los artículos de tocador, cargadores de teléfono, botellas de agua, bocatas o provisiones de bebidas calientes.

Fundamental tener un acceso sencillo a los suministros que lo van a tener bien alimentado y con buena hidratación en un día de tanto ajetreo, así como tener todo a mano para que sea posible acostarse de forma directa en la cama al acabar la jornada.

Ve despacio

La jornada de la mudanza es importante, pero puede llegar a ser muy agotador. Por todo ello, hay que tener expectativas realistas lo máximo posible sobre lo que queremos hacer.

Lo mejor es que tengas tu equipo de supervivencia para la jornada de la mudanza, asegurándote de contar con bebidas frías, todo lo necesario para tés y cafés, así como bocatas para poder guardar energía.  Deberás detenerte para el almuerzo y la cena para no cansarte mucho.

Se conscientes de que desempaquetar tarda su tiempo, lo mismo que la casa nueva pueda verse tal y como quieres. Por este motivo, debes tomarte tiempo para relajarte. Hay vida más allá de la mudanza.

Siempre ten en cuenta que lo mejor es tener la cama ya hecha y lista para que cuando acabes la mudanza, el resto va a depender de ti. Esperamos que todo esto sea de utilidad para ti.

Deja una respuesta