Cosas que deberías limpiar en casa y lo haces muy poco

Cosas que deberías limpiar en casa y lo haces muy poco

Hay muchas cosas que hemos aprendido gracias al coronavirus. Sí, una de ellas es a cocinar pan y a hacer gimnasia en casa. Pero no me refiero a eso. Intento explicar que gracias a este bicho (si podemos darle las gracias por algo) es que ahora nos hemos concienciado de que somo un poco guarretes. Me explico. Desde que el coronavirus está entre nosotros, nos lavamos las manos a todas las horas, limpiamos zapatos y ropa, en la oficina cuidamos todos los detalles. E incluso cuando volvemos de la compra, limpiamos todo lo que hemos comprado.

¿Es cierto? Y lo que a mí me viene a la cabeza es que, algo tan básico, por qué no lo hacíamos antes. Pues sí, porque somos muy guarretes. Por eso, hoy quiero hacer un listado de las cosas que deberíamos limpiar en casa y lo haces muy poco o casi nada. Una serie de recomendaciones que tenemos que seguir a rajatabla para evitar contagios. Pero ojo, que cuando por fin el virus desaparezca (porque lo hará) hay que seguir haciendo. No podemos ser solo aseados porque tenemos el bicho entre nosotros.

El fregadero

Aunque está todo el día en contacto con el agua, el fregadero es uno de los mayores focos de infección de la casa. Y sí, lo deberíamos limpiar más a menudo. Ahí se van quedando acumulados restos de comida, se queda entre los huecos y se convierte en bacterias. Los restos de comida y las bacterias pueden acumularse en las paredes y en el fondo del fregadero, por lo que es necesario limpiarlo a diario con una esponja.

El estropajo

Y lo mismo ocurre con el estropajo. El lavar los platos el estropajo que utilizamos absorbe todas las grasas de los restos de comida, por lo que es imposible limpiarlo simplemente con agua. Después de limpiar todos los platos, no te olvides de hacer un limpiado también al estropajo.

Las tablas

Cortamos cebolla, cortamos carne, cortamos pescado y todo se va acumulado. Debemos pensar que las tablas de madera o de plástico pueden con todo. Pues no, se convierten en un foco de infección que puede ser incluso peligroso. Sobre todo si tenemos en casa personas con alergias o embarazadas, ya que se puede producir una mezcla de ingredientes que puede ser peligrosa. Así que ya sabes, después de usar la tabla, a lavarla siempre.

Las llaves

Las llaves han sido uno de los elementos más señalados durante esta pandemia. Y es que están en contacto con demasiados elementos y con muchas manos al cabo del día. Pasan por muchos lugares y tocamos muchas cosas. Este objeto que utilizamos a diario contiene un sinfín de bacterias. Luego quedan guardadas en algún bolsillo sucio o incluso muchas veces se nos caen al suelo en plena calle. La mejor limpieza se puede hacer con una toallita antiséptica, aunque si usamos gel hidroalcohólico tampoco pasa nada.

Los manteles

No te puedes hacer una idea de la gran cantidad de gérmenes que acaban en un mantel. Y no solo de los alimentos que se nos caen. También puede haber bacterias de nuestra boca, de nuestras manos, de la saliva. Así que hay que tener mucho cuidado. Por supuesto que hay que sacudirlo cada vez que comemos y lavarlo como mucho cada dos días. Aunque es cierto que una de las mejores recomendaciones es que uses manteles antimachas, del estilo de los que puedes encontrar en DecoMantel que tienen los acabados antimanchas para contar siempre con los mejores manteles de mesa. En su caso, son muy fáciles de limpiar simplemente con un paño húmedo y un poco de jabón vuelven a estar otra vez limpios. Ah, y lo mismo ocurre con los paños de cocina.

Las brochas de maquillaje

Las mujeres saben perfectamente de lo que estamos hablando. Entre las cerdas de las brochas se queda mucha suciedad. Para evitar sustos lo mejor es limpiar las brochas y esponjas de maquillaje con agua y jabón después de cada uso.

Interruptores

¿Quiénes son los grandes damnificados de nuestras manos sucias? Pues sí has pensado en los interruptores te has llevado el premio. Damos las luces para el baño, para la cocina, en la habitación… Por eso mismo, esta es una de las partes de la casa que deberías limpiar a diario con un pequeño paño.

Y así podríamos ampliar la lista a unos cuantos aspectos más. Por ejemplo, los azulejos del baño, el inodoro, la cafetera, las teclas del ordenador, el móvil…Pero de eso ya hablaremos otro día, ahora de momento, sigue manteniendo la higiene de tu hogar por tu bien, por el de los tuyos y en definitiva, por el bien de todos.

Deja una respuesta